Sports Injuries

Sports Injuries
Lesiones deportivas

domingo, 8 de junio de 2014

Orthopedic Wellness: ACL Injury Prevention Tips

http://orthopedicwellness.wustl.edu/2013/06/acl-injury-prevention-tips.html



Orthopedic Wellness: ACL Injury Prevention Tips: ACL INJURY RATES The anterior cruciate ligament (ACL)is one of the most commonly injured ligaments in the knee. Approximately 150,000 ACL i...

MONDAY, JUNE 24, 2013

Lesión del LCA Consejos para la prevención

ACL LESIONES TARIFAS

El ligamento cruzado anterior (LCA) es uno de los ligamentos heridos más comúnmente en la rodilla. Aproximadamente 150.000 lesiones de LCA ocurren en Estados Unidos cada año. Las mujeres atletas que participan en el baloncesto y el fútbol son dos a ocho veces más propensos a sufrir una lesión del LCA en comparación con sus homólogos masculinos. Datos recientes de la Asociación Nacional de Baloncesto de la Mujer indican jugadores europeos-americanos blancos pueden estar en mayor riesgo de lesión del LCA en comparación con los jugadores afro-americanos, hispanos o asiáticos. Los atletas que han sufrido una lesión del LCA tienen un mayor riesgo de desarrollar artritis más adelante en la vida, incluso si tienen una cirugía por la lesión. Las lesiones del LCA representan un costo de asistencia médica de gran estima en más de medio billón de dólares cada año.


¿Por qué ocurren las lesiones de LCA?

Los investigadores creen que hay factores externos e internos asociados con lesión del LCA. Los factores externos incluyen cualquier juego donde la coordinación de los atletas lesionados se interrumpe justo antes de aterrizar o desaceleración (desaceleración). Ejemplos de una interrupción incluyen ser golpeado por otro jugador, aterrizando en un bache o una desviación pelota. Otros factores externos que han sido estudiados incluyen el efecto (s) de usar un refuerzo, la interfaz de zapatos en la superficie (cómo ciertos tipos de calzado deportivo se realizan en diferentes superficies), y la propia superficie de juego. Los factores internos incluyen diferencias en la anatomía de los hombres y mujeres, el aumento de la flexibilidad de los isquiotibiales, el aumento de la pronación del pie (pie plano), efectos hormonales, y las variaciones en los nervios y los músculos que controlan la posición de la rodilla. Las diferencias anatómicas entre hombres y mujeres, como una pelvis más anchas y una tendencia hacia el "golpe de rodilla" en las mujeres, pueden predisponer a las mujeres a una lesión del LCA. Las diferencias en las tasas de lesiones del LCA entre hombres y mujeres parecen comenzar poco después de la pubertad debido a que el sistema nervioso / muscular (coordinación) se adapta a un ritmo más lento que los cambios anatómicos y hormonales. Es posible que la incidencia de lesiones en las mujeres aumenta en esta época debido a que el sistema nervioso / muscular (coordinación) se adapta a estos cambios a un ritmo más lento que en los hombres. Las mujeres también tienden a tener rodillas que son menos rígidos que los hombres, la colocación de más fuerzas en los ligamentos. Además, la hormona femenina estrógeno puede relajarse o permitir el estiramiento del ligamento cruzado anterior, predispone a las mujeres atletas a la lesión del LCA. Factores nervio / músculo se refieren a la interacción y el control de la rodilla por los cuádriceps y los isquiotibiales músculos de las piernas. Los investigadores están muy interesados ​​en el estudio de este factor en particular, ya que puede ser el más fácil de modificar.


¿Cómo se producen las lesiones del LCA?

Un estudio cuidadoso de los videos de los atletas desgarrando un espectáculo ACL que aproximadamente el 70 por ciento de estas lesiones son sin contacto y el 30 por ciento ocurre durante el contacto. Las lesiones sin contacto por lo general ocurren durante el aterrizaje o deceleraciones bruscas. En estos casos, la rodilla en el momento de la lesión es casi en línea recta y puede estar asociada con valgo (hacia el interior) colapso (véase la Figura 1). El atleta menudo aterriza con una posición de pie plano y la pierna se coloca delante o al lado del tronco.


PREVENCIÓN DE LESIONES ACL

Varios programas de prevención se han desarrollado en un intento de disminuir la incidencia de las lesiones ACL sin contacto. El enfoque de los programas de prevención actuales está en control de los nervios / muscular adecuado de la rodilla. Estos programas se centran en los ejercicios pliométricos, el equilibrio y ejercicios de fortalecimiento / estabilidad. Pliometría es un poderoso movimiento rápido, lo que primero se alarga un músculo (fase excéntrica) y luego lo acorta (fase concéntrica). El ciclo de longitud-acortamiento aumenta la potencia muscular. Un ejemplo podría ser un atleta saltando de una pequeña caja e inmediatamente saltar de nuevo en el aire después del contacto con el suelo. Los ejercicios de equilibrio implica generalmente el uso de bamboleo o de balance de planchar. El campo de ejercicios de equilibrio pueden incluir lanzar una pelota con un compañero, mientras que mantener el equilibrio sobre una pierna. Para mejorar la fuerza de la base de una sola pierna y la estabilidad, los atletas realizan ejercicios como saltar y aterrizar en una pierna con la rodilla flexionada y luego momentáneamente mantenía esa posición.


Los ejercicios pliométricos

Ejercicios pliométricos de alta intensidad pueden ser clave en la reducción del número de lesiones del LCA. Para ser más exitoso, el entrenamiento pliométrico debe realizarse más de una vez a la semana durante un mínimo de seis semanas. Los atletas se les enseña técnicas de aterrizaje adecuados que hacen hincapié en el aterrizaje sobre las puntas de los pies con las rodillas flexionadas y el pecho sobre las rodillas (ver Figura 2). El atleta debe recibir información sobre la posición de la rodilla hacia adentro adecuada para evitar el pandeo. Muchos de los programas más nuevos se están adaptando por los entrenadores como parte integral de calentamiento durante la práctica, tales como saltar sobre un balón de fútbol y el aterrizaje en la posición correcta.


La información obtenida de la Sociedad Ortopédica Americana para la Medicina del Deporte, 2008.

Publicado por OrthoWustl a 13:40

ACL Injury Prevention Tips

ACL INJURY RATES
The anterior cruciate ligament (ACL)is one of the most commonly injured ligaments in the knee. Approximately 150,000 ACL injuries occur in the United States each year. Female athletes participating in basketball and soccer are two to eight times more likely to suffer an ACL injury compared to their male counterparts. Recent data from the Women’s National Basketball Association indicates white European-American players may be at increased risk for ACL injury compared with African-American, Hispanic or Asian players. Athletes who have suffered an ACL injury are at increased risk of developing arthritis later on in life, even if they have surgery for the injury. ACL injuries account for a large health care cost estimated to be over half-billion dollars each year.

WHY DO ACL INJURIES OCCUR?
Researchers believe there are external and internal factors associated with ACL injury. External factors include any play where the injured athlete’s coordination is disrupted just prior to landing or slowing down (deceleration). Examples of a disruption include being bumped by another player, landing in a pothole, or a ball deflection. Other external factors which have been studied include the effect(s) of wearing a brace, shoe-surface interface (how certain types of athletic footwear perform on different surfaces), and the playing surface itself. Internal factors include differences in the anatomy of men and women,increased hamstring flexibility, increased foot pronation (flat-footed), hormonal effects, and variations in the nerves and muscles which control the position of the knee. Anatomical differences between men and women, such as a wider pelvis and a tendency towards “knock knee” in women, may predispose women to ACL injury. Differences in ACL injury rates between men and women seem to begin shortly after puberty because the nerve/muscle system (coordination) adapts at a slower pace than the anatomical and hormonal changes. It is possible that the incidence of injuries in women increases at this age because the nerve/muscle system (coordination) adapts to these changes at a slower rate than in men. Women also tend to have knees that are less stiff than men, placing more forces on the ligaments. In addition, the female hormone estrogen may relax or allow stretching of the ACL, thereby predisposing female athletes to ACL injury. Nerve/muscle factors pertain to the interaction and control of the knee by the quadriceps and hamstrings muscles in the legs. Researchers are very interested in studying this particular factor since it may be the easiest to modify.

HOW DO ACL INJURIES OCCUR?
Careful study of videos of athletes tearing an ACL show that approximately 70 percent of these injuries are noncontact and 30 percent occur during contact. The noncontact injuries usually occur during landing or sharp deceleration. In these cases, the knee at the time of injury is almost straight and may be associated with valgus (inward) collapse (see Figure 1). The athlete often lands with a flat-foot position and the leg is placed in front or to the side of the trunk.

PREVENTION OF ACL INJURY
Several prevention programs have been developed in an attempt to decrease the incidence of noncontact ACL injuries. The focus of current prevention programs is on proper nerve/muscle control of the knee. These programs focus on plyometrics, balance, and strengthening/stability exercises. Plyometrics is a rapid, powerful movement which first lengthens a muscle (eccentric phase) then shortens it (concentric phase). The length-shortening cycle increases muscular power. An example would be an athlete jumping off a small box and immediately jumping back into the air after contact with the floor. Balance training commonly involves use of wobble or balance boards. On-field balance exercises may include throwing a ball with a partner while balancing on one leg. To improve single-leg core strength and stability, athletes perform exercises such as jumping and landing on one leg with the knee flexed and then momentarily holding that position.

PLYOMETRIC EXERCISES
High-intensity plyometrics may be key in reducing the number of ACL injuries. To be most successful, plyometric training should be performed more than once per week for a minimum of six weeks. Athletes are taught proper landing techniques which emphasize landing on the balls of the foot with the knees flexed and the chest over the knees (see Figure 2). The athlete should receive feedback on proper knee position to prevent inward buckling. Many of the newer programs are being adapted by coaches as an integral part of warm-up during practice, such as jumping over a soccer ball and landing in the correct position.

Information obtained from the American Orthopaedic Society for Sports Medicine, 2008.

1 comentario:

  1. Si está buscando un profesional de la salud en México o cualquier centro o clínica en México, en http://medicomx.com/ tenemos la mayor base de datos de profesionales de la salud, donde podrá encontrar toda la información.

    ResponderEliminar